El Fondo de Garantía Salarial o FOGASA es un organismo autónomo adscrito al actual Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, que posee competencias sobre todo el territorio nacional, y cuya definición legal está establecida en el artículo 33 del Estatuto de los Trabajadores. Fue creado básicamente para la protección de los trabajadores, y ha tenido un importante papel durante los últimos años de crisis en que se han producido muchos cierres de empresas.

Fines del FOGASA

En relación con sus fines concretos y su actuación, es la de ser una institución de garantía de los créditos salariales ante la insolvencia del empleador. Además, tiene atribuido el abono a los trabajadores de los sueldos e indemnizaciones que las empresas para las que trabajan no hayan podido satisfacer por encontrarse en situación legal de insolvencia o por haber sido declaradas en situación de concurso de acreedores.

Beneficiarios del FOGASA

La garantía salarial alcanza a los trabajadores que presten servicios retribuidos por cuenta ajena y dentro del ámbito de organización y dirección de otra persona, física o jurídica (empleador o empresario), o comunidades de bienes, así como las personas contratadas para ser cedidas a empresas usuarias por empresas de trabajo temporal.

Requisitos para cobrar del FOGASA

La percepción de los sueldos y finiquitos pendientes de abono por parte de las empresas, no se produce de forma directa por este organismo, sino que deben cumplirse una serie de requisitos:

En el caso de las insolvencias empresarial, estas deben de haber sido reconocidas previamente por los juzgados de lo social mediante una sentencia donde esté reconocida dicha insolvencia, antes de poder acudir al organismo para tramitar su pago.

En el caso del concurso de acreedores es suficiente con disponer de un certificado del Administrador Concursal reconociendo la deuda.

En el caso de las indemnizaciones por despido o extinción de la relación laboral, su importe debe estar reconocido también en sentencia, auto, conciliación judicial o resolución administrativa. En el caso de los salarios pendientes (salarios devengados, pagas extraordinarias y salarios de trámite), también es necesario que exista un acta de conciliación previa en el Servicio de Conciliación.

Importes que abona el FOGASA

En cuanto a los importes que abona el Fondo de Garantía Salarial estos no se corresponden con la totalidad de las indemnizaciones o deudas salariales, sino en base a unos límites. Estos límites y las cantidades que se pueden percibir de este fondo varían en función de si son salarios o indemnizaciones.

En el caso de los salarios existe un doble límite: por un lado el salario diario máximo a abonar no puede superar el doble del salario mínimo interprofesional, incluyendo en estos importes la parte proporcional de pagas extras. Y, por otro lado, la cuantía a abonar no puede exceder los 120 días de salario.

En el caso de las indemnizaciones, el límite máximo es de 1 anualidad de salario, no superando el salario diario el doble del salario mínimo interprofesional las pagas extra. Por lo tanto en los despidos y extinciones de contrato se abonarán 30 días de salario por año trabajado, en los despidos objetivos 20 días de salario por año trabajado y en los contratos temporales hasta los 12 días de salario por año trabajado.

Se dispone del plazo de 1 año para presentar la solicitud ante el FOGASA, que empieza a computar desde la fecha delacto de conciliación, sentencia o auto

Puedes encontrar más información en FOGASA

 

 

 

 


Otras Oposiciones, trabajos y cursos relacionados: